Plantando cara al autismo

autismo

Hace unos 9 años que el autismo entró en mi casa. Así, sin más, sin recibir ninguna invitación. Lo hizo poco a poco, sigilosamente, y fue ganando terreno hasta llenarlo todo de miedo, incomprensión, inseguridad, culpabilidad, dudas y lágrimas.

El diagnóstico fue un mazazo terrible que, al menos, sirvió para ponerle nombre al no invitado que había venido para quedarse.

Y es que no le conocíamos de nada, apenas sabíamos de él y mucho menos del apellido Asperger con que le bautizaron. Así que, junto a la peregrinación de visitas y pruebas médicas, comenzó una investigación personal para entender y comprender qué le pasaba a nuestro hijo.

Fue un camino duro en el que tuvimos que pasar dos duelos: uno para conseguir asimilar la situación por la que atravesábamos, y otro por el hijo que habíamos imaginado y nunca llegaríamos a tener.

Encontrar profesionales adecuados que atendieron médica y psicológicamente a nuestro hijo fue fundamental. Para él y para nosotros. Empezamos a entender muchas cosas que antes nos desesperaban y ante las que no sabíamos cómo actuar. Aprendimos la mejor manera de comunicarnos, a distinguir las sutiles señales de alarma que nos daba nuestro hijo cuando algo le incomodaba… Nos dieron métodos y estrategias para plantarle cara al autismo.

Y ahora, con la perspectiva que da el tiempo, las cosas se ven con mucha más calma. Nuestro hijo va creciendo feliz y, con su desarrollo, cambian las situaciones a las que nos tenemos que enfrentar y las necesidades a las que nos tenemos que ir adaptando y trabajando día a día. Pero todo esto lo hacemos con más fuerza que la que teníamos al principio.

Mentiría si dijera que ya no me desespero ni crece en mí una enorme frustración cuando choco contra el muro que muchas veces supone el autismo, o que ya no lloro para soltar lastre… Lo que sí puedo decir es que ya no le tengo miedo.

Si algo he aprendido en estos 9 años es que soy fuerte, más de lo que imaginaba, y que aunque me acueste desesperada, me levantaré con las pilas al 100% para luchar por y con mi hijo.

 

3 comentarios sobre “Plantando cara al autismo

  1. Por supuesto que todos los padres intentamos hacer lo mejor para nuestros hijos,pero si algo he aprendido de todo esto es que siempre hay que tirar para delante,que todos juntos se puede,que eres una luchadora nata y que tu hijo no podría haber tenido más suerte con la familia que le ha tocado.besos…os quieroooo

  2. Tu coraje y la forma de afrontar el duro camino que te ha tocado vivir, es para mi una fuente de admiración. Tu hijo tiene la suerte de contar con un grandísimo regalo: una madre como tú, que ante la adversidad pone buena cara y ante cualquier problema primero sonrie, depués vuelve a sonreir y mientras tanto tiene la situación controlada.
    Todos debemos de aprender de tu ejemplo.
    Bss y enhorabuena por este precioso post.
    Virtu

    1. Muchas gracias por tu comentario. La admiración es mutua. No hago nada distinto al resto de los padres, todos peleamos por nuestros hijos aunque a veces la vida nos pone grandes pruebas. Los grandes luchadores son niños como mi hijo, que cada día les toca librar una batalla.
      Bss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *