Vuelta al cole

Tras más de dos meses de vacaciones de verano, el pasado jueves comenzaron de nuevo las clases.

Este año, Sergio cursa 1º de la ESO, con todos los cambios que ello supone: distinto horario al que tenía en primaria, asignaturas nuevas, nuevos profesores… Si para la mayoría de los alumnos el inicio de un nuevo curso supone nervios, miedo, emoción e impaciencia, para un niño con autismo todo se complica un poco más.

Por ello, quería comentaros algunas pautas sencillas que a nosotros nos han sido útiles para ayudar a nuestro hijo con la vuelta al cole:

Actitud positiva ante su regreso al cole. Sergio está nervioso por el inicio del nuevo curso donde han cambiado muchas cosas. Una de las más importantes es que su tutora durante cuatro años ya no le acompaña en esta aventura. Tiene miedo, igual que nosotros, y nos angustia ver lo perdido que va los primeros días. Ante esto, intentamos mantenernos positivos y reforzarle con todo lo bueno que tiene esta nueva etapa que comienza.

Reunión familia-colegio. Antes de empezar el cole, nos reunimos con su nueva tutora y con el coordinador de secundaria. El objetivo de la reunión era doble: que Sergio les conociera antes del primer día de clase, y que nosotros comentáramos con ellos las necesidades de Sergio en el aula, así como informarnos del desarrollo del nuevo curso. Esto es algo importante para los niños con TEA, ya que aumenta su seguridad y reduce su ansiedad. Todos los colegios deberían tenerlo en cuenta.

Visitar la nueva clase junto con su profesora, para conocer con antelación el entorno.

Anticipar todas las novedades del nuevo curso con guiones escritos o dibujados y pictogramas.

horario visualPreparar los apoyos visuales necesarios, tanto en la mesa de su habitación como en la del aula para indicarle cuándo debe sacar el material, permanecer en silencio o hacer los ejercicios. Un recurso que nos ha sido muy útil en cursos anteriores es confeccionar el horario escolar con imágenes representativas de cada asignatura. En la imagen podéis ver un ejemplo de este tipo de horario.

Fomentar una buena coordinación familia-colegio-equipo psicopedagógico. Es importante que el entorno del niño con TEA trabaje de la misma forma y en la misma dirección. Para ello, es imprescindible que entre los terapeutas, la familia y el profesorado exista una comunicación fluida y en ambas direcciones. Para nosotros este factor es vital. A la salida del cole, la mayoría de los niños cuentan lo que les ha ocurrido durante el día, sin embargo, Sergio apenas nos cuenta nada y nos cuesta mucho esfuerzo obtener algo de información. Este es el motivo por el que nos preocupa tanto tener una comunicación permanente con sus profesores, lo que actualmente facilitan mucho más las nuevas tecnologías. Esperamos que, al igual que ha ocurrido en primaria, en esta nueva etapa estemos coordinados.

Y, por último, hay padres que solicitan una incorporación progresiva a las clases para que el niño se vaya acostumbrando poco a poco. En nuestro caso, no lo hemos planteado al centro porque pensamos que le perjudicaría más que ayudarle ya que lo ideal para Sergio sería tener un horario único durante todo el año, incluidos los meses de septiembre y junio en los que sólo va por la mañana.

Todo lo anterior son ayudas para tratar que la vuelta al cole sea un poco más sencilla pero no evitan que, este año más todavía, el inicio del curso sea complicado.

¡¡Feliz curso a todos!!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *