Nadar a contracorriente

en contra_baja

El pasado 18 de febrero se celebró en Barcelona el @GEBIWorkshop al que tuve la suerte de poder asistir.

Es un punto de encuentro diferente, que te permite conocer de primera mano cómo trabajan otros profesionales y las acciones que llevan a cabo en sus farmacias, sin importar lo grandes que éstas sean o lo bien ubicadas que estén; aquí lo único que cuenta son las ganas que les ponen sus protagonistas, el empeño por compartir sus ideas y escuchar las de los demás.

Repasando las anotaciones del evento y después de leer el libro que regalaron a cada asistente (detallazo, por cierto), me doy cuenta de lo mucho que, tanto organizadores como ponentes, consiguen contagiar el entusiasmo con que hacen las cosas. La oportunidad de hablar con otros profesionales y desvirtualizar a muchos de ellos es algo que me encantó al igual que practicar networking en un ambiente distendido y sin el recelo tan implantado en nuestro gremio de que el vecino te copie las ideas.

Muchos de los ponentes eran titulares que un día decidieron que las cosas estaban cambiando y querían hacer de sus farmacias un negocio diferente, dinámico, divertido y que pudiera aportar a sus clientes experiencias positivas más allá de la mera dispensación de medicamentos. Otros, en cambio, no eran titulares. Trabajan por cuenta ajena y dedican su tiempo libre a desarrollar fantásticos proyectos con los que crecen como profesionales y nos ayudan a crecer y mejorar al resto.

En uno de los turnos de preguntas, un compañero preguntó a uno de los ponentes si sus jefes apoyaban esos proyectos en los que estaban tan implicados… Mi cara cambió a ? cuando, entre risas, la respuesta fue un NO rotundo. Ni les apoyan, ni les animan, ni se interesan. Y me parece que ni siquiera se enteran de sus éxitos.

Me cuesta creer que algo así pueda ocurrir. Puedo entender que haya titulares de farmacia con una visión distinta del negocio, que no quieran o no sepan cómo adaptarse a los cambios, las nuevas tecnologías, las redes sociales… pero que tengan a gente brillante en sus equipos y no los valoren, es difícil de digerir.

Es una pena, pero todos conocemos a compañeros que sufren día a día situaciones como estas, en las que ven limitadas sus funciones a cortar y pegar precintos, en las que la formación activa dentro de la farmacia es una peli de ciencia ficción, y cualquier iniciativa cae en el olvido.

Aunque supongo que lo pueden ver como una pérdida de tiempo, sería una suerte que alguno de los titulares a los que me refiero leyeran esto y les sirviera para reflexionar. Mirar a la gente con la que trabajan como colaboradores y no sólo como empleados, que empezaran a gestionar sus farmacias de un modo diferente, escuchando al que tienen al lado y compartiendo información, delegando responsabilidades y transmitiendo entusiasmo y motivación. Que hagan EQUIPO, un proyecto en el que todos suman.

Así que todos mis likes y todos mis +1 a los que le roban horas al sueño para darle valor al trabajo del farmacéutico, con la intención de borrar la imagen del simple dispensador. Seré follower fiel de todos vosotros!!!!  Y más todavía si hacéis esto nadando a contracorriente.

@mthmolina

 

6 comentarios sobre “Nadar a contracorriente

  1. Marta, fantástica iniciativa la creación de este Blog de reflexión !! El Viaje hacía la Excelencia es un camino que titulares y adjuntos deberían recorrer de la mano. Tu ya llevas camino andado y no vas sola pero nada debe impedir que cualquiera -empujado por su inquietud- decida iniciarlo, porque a la vista está que el esfuerzo compensa y el reconocimiento llega. Tu el mío ya lo tienes !!

    1. Me alegro de que te guste el blog, es algo que me apetecía y que personas a las que quiero me han animado a hacerlo.
      Gracias por tu comentario y sobre todo por tu reconocimiento, es muy importante para mí.

  2. Hola!!!
    La enhorabuena por tu blog y por sacar tiempo y fuerzas para esta nueva aventura,tú puedes con todo!!!
    La verdad es que es una pena,pero es la realidad..muchos titulares y no titulares,no son conscientes del cambio que está experimentando la farmacia y las nuevas demandas y necesidades que cada día nos plantean los clientes/pacientes que acuden a nosotros..
    Supongo que no todo el mundo se adapta a los cambios!!!
    Seguiremos nadando contracorriente!

    1. Hay muchos titulares y otros que no lo son trabajando duro y creo que son un ejemplo en el que podemos fijarnos los demás.Lo más importante es no perder la ilusión y el entusiasmo de mejorar día a día.
      Gracias por tu comentario

  3. Hola Marta,
    En primer lugar enhorabuena por tu blog, que como ya acabo de leer, nos va a aportar nuevos puntos de vista muy interesantes.
    Yo también tuve la oportunidad de asistir al Gebiworkshop y sin duda me quedo con los extraordinarios proyectos que muchos de nuestros compañeros (titulares o no) nos mostraron.
    Y como tu, todos mis likes irán para aquellos titulares que nadan a contracorriente pero también para aquellos adjuntos que valoran el esfuerzo y apoyan el a veces arriesgado camino que eligen sus titulares.
    Un placer leerte y espero con ganas tu nueva entrada.
    Virtu

    1. Gracias por tu comentario.
      Muy de acuerdo contigo,admiro tanto a titulares como a adjuntos que trabajan mucho y muy bien por dar valor a nuestra profesión.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *