Tarjeta Sanitaria Preferente

A poca gente conozco a la que le guste esperar o, al menos, que no le importe. Normalmente nos molesta, nos ponemos nerviosos, no sabemos qué hacer, miramos continuamente el reloj, leemos todos los tweets pendientes y, cuando el tiempo se prolonga más de lo que consideramos tolerable, puede que nos lleguemos a enfadar.

En un niño con autismo, todo esto se multiplica. Su nerviosismo va creciendo conforme pasan los minutos, no puede estar quieto, sus esterotipias se acentúan más y se eleva su nivel de frustración y ansiedad.

Aunque queramos anticiparles que en determinados lugares hay que esperar (cola del súper o del cine, en el médico, para coger el bus…), nunca sabemos cómo de prolongado será ese tiempo así que es difícil evitar las rabietas.

sala de espera centro de saludUno de los sitios donde normalmente hay que esperar bastante es en la consulta del médico y en los servicios de urgencia. Pese a ir provistos de un montón de cosas para entretenerlo, la larga espera en una sala llena de gente con otros niños que se quejan o lloran porque están malitos, se convertía en una situación estresante para mi hijo. La consecuencia era entrar a la consulta en un estado de nerviosismo y ansiedad tal que provocaba que su colaboración fuera nula.

Una de las cosas que ha hecho mejorar los tiempos de espera en hospitales y centros sanitarios es el cambio de la tarjeta sanitaria de Sergio a la modalidad doble AA. Este tipo de tarjeta está destinada a enfermos de Alzheimer, personas afectadas de parálisis cerebral y para aquellos que presentan trastornos del espectro autista (TEA).

autismo tarjeta sanitaria preferenteEl objetivo de la tarjeta es favorecer la accesibilidad a determinados servicios sanitarios de los pacientes diagnosticados de TEA, en nuestro caso, y a sus cuidadores, reduciendo en la medida de lo posible las esperas en las consultas y permitiendo a los cuidadores el acompañamiento permanente durante la asistencia sanitaria. De ahí las siglas AA de la tarjeta: Acompañamiento y Accesibilidad. Ojo!!! Esto no quiere decir que los titulares de la tarjeta se puedan “colar”: si estamos en un servicio de urgencias, la gravedad del paciente será siempre lo que priorice la atención. Eso sí, en una consulta de un especialista o médico de familia, siempre tendrán prioridad dentro del horario en el que han sido citados.

El cambio en la modalidad de la tarjeta se solicita en el centro de salud correspondiente y sólo es necesario aportar un documento que justifique el diagnóstico, expedido por el neurólogo o el médico de atención primaria, bien sea pediatra o médico de familia.

Me da la sensación de que mucha gente desconoce la existencia de esta tarjeta, no solo entre los usuarios sino también en el ámbito asistencial. Nosotros nos enteramos por la prensa y, cuando fuimos al pediatra a pedir el informe para solicitarla, no sabía a qué tipo de tarjeta nos referíamos. Os estoy hablando del año 2010 aunque sospecho que la situación no ha cambiado demasiado.

La primera vez que la utilizamos en un servicio de urgencias tampoco la conocían y, después de explicarlo, la persona que nos atendió realizó un par de llamadas para confirmarlo y nos atendieron enseguida. Luego nos enteramos de que, al menos en la Comunidad Valenciana, en función de la aplicación informática que esté implantada en el centro al que se acuda, a los profesionales que están en el servicio de admisión el programa les advierte o no de esta circunstancia.

En la farmacia, donde conocemos muy bien a nuestros pacientes y pasan por nuestras manos infinidad de tarjetas sanitarias, he podido comprobar que muchos padres con niños con trastornos del espectro autista o con familiares con Alzheimer desconocen la tarjeta doble AA pese a que lleva mucho tiempo vigente.

Cuando les informo de su existencia, veo cómo les cambia la cara ante la posibilidad de poder evitar las esperas y lo que ellas conllevan a sus hijos o familiares. Y también entiendo su cara de asombro al ver que no han recibido esta información por parte de quien teóricamente debería hacerlo, la Administración competente en temas de salud que le corresponda.

Un paso más para facilitar la inclusión y dar el trato personalizado que estas personas necesitan.

Comentario sobre “Tarjeta Sanitaria Preferente

  1. Qué interesante!!!desconocía la existencia de esas tarjetas y me parece increíble que no se informe a las personas a las que le pueda interesar…
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *